Sitios Hari Nam: Escuela de Kundalini Yoga (kundaliniyoga.cl) - Formación Profesores de Yoga (yogatec.net)

Escuela de Kundalini Yoga de Chile HARI NAM® La Primera de América del Sur

Artículos

ARTÍCULOS & ENTREVISTAS PUBLICADOS EN LA REVISTA UNO MISMO - CHILE

El arte y la ciencia de kundalini yoga.

Por Hari Nam Kaur Khalsa.

En estos últimos 28 años mucha gente me ha preguntado acerca de Kundalini Yoga. La pregunta más frecuente ha sido… “¿De que forma es diferente de otros estilos de yoga u otros sistemas que existen?”.   Con todas las explicaciones científicas y espirituales que yo he dado, al final quedo con la sensación de que algo faltó porque no hay palabras que realmente puedan trasmitir el impacto y la profundidad que esta bella técnica espiritual tiene en la totalidad del ser humano.

Entonces a menudo cuento esta historia verdadera.

Años atrás cuando estaba de vacaciones y salía del cuarto del hotel sentí alguien detrás  tocándome la espalda. Cuando volteé parada en frente mío estaba una monja muy anciana. Como yo estaba vestida con turbante y ropa blanca pensé que ese era el motivo de su interés. Ella me preguntó, “ ¿de que se trata esto? ” Le explique que el motivo de mi vestimenta era mi religión y que también era profesora de yoga. Me respondió “ cuéntame más acerca de la yoga. ¿Es bueno para el cuerpo verdad? “ . Me sorprendió el interés que ella tenía en saber más de la yoga. Así que le  explique las diferentes formas que ayuda a mantener el cuerpo en buenas condiciones. Cuando termine ella suspiro y dijo, “eso es exactamente lo que debían habernos obligado a hacer en el convento” después agregó “me retiré hace muchos años y ahora me dedico a orar y meditar. Cuando medito la pieza se llena de luz y de pronto me encuentro suspendida en el aire y lo veo a Él, nuestro señor Jesucristo. Nos abrazamos y en ese abrazo divino conozco una paz y felicidad indescriptible entonces ocurre…los dolores de este cuerpo mío interrumpen mi meditación. Y a causa de esto soy arrancada de Sus brazos. Tal es la ansiedad que siento que salgo a caminar para calmar los dolores de mi cuerpo para una vez más volver donde Él. Le he dicho a las monjas más jóvenes que se den el tiempo para hacer ejercicios y que cuiden su cuerpo y así cuando llegue el día cuando ellas puedan emerger con Él en la meditación no estarán distraídas por los problemas que vienen con la vejez”. Le respondí, “ por Dios hermana que bella tu historia lo que vivencias diariamente lo he conocido solo una vez en mi vida se llama Samadhi, Nirvana o Comunión. Es a esto que todos los caminos espirituales quieren llegar”.

Mi Maestro espiritual Yogi Bhajan una vez nos contó que cuando el era joven era un maestro de Hatha Yoga pero lo dejó por Kundalini Yoga. Cuando le preguntamos porque, él trazó dos líneas. Él dijo “ la línea horizontal representa los años de vida que tenemos desde el momento que nacemos hasta el momento que morimos. La línea vertical representa la sabiduría. Normalmente la línea vertical cruzara la línea horizontal cerca del final esto significa que la sabiduría  nos llega cuando somos ancianos pero para ese entonces estamos demasiados viejos para realmente disfrutarlo. Yo elegí corren la línea vertical más cerca del comienzo de la línea horizontal de esta manera podría alcanzar la sabiduría aún joven”. Esa es la diferencia que hace Kundalini Yoga. Es una diferencia de tiempo.

Todas las yogas tienen la misma meta: que el finito emerja con el infinito, de sentir la conciencia divina aún vivo. Pero en Kundalini Yoga a través del uso profundo de respiración, postura, concentración y meditación el tiempo que se requiere para obtener resultado es reducido. Es una ciencia espiritual muy exacta donde cada acción produce un resultado muy especifico. Nada queda para adivinar o esperanzar. Lo haces y funciona. Es en este punto de mi explicación que siempre me preguntan, “ ¿si todo yoga tiene la misma meta y eventualmente nos llevan al mismo final que diferencia  hay si se toma un poco más de tiempo en llegar? ” La historia de la monja es una de las razones de porque existe una diferencia importante. Sencillamente a veces no tenemos un poco más de tiempo porque solo Dios puede saber cuanto vamos a vivir o si los años que nos quedan los vivimos en salud o enfermedad.

En Kundalini Yoga ninguna parte es mas importante que otra. Es un sistema multifacético donde todas sus partes funcionan juntas para alcanzar una misma meta.

Los asanas o posturas sirven para equilibrar los músculos, órganos, nervios y el sistema endocrino simultáneamente logrando que el cuerpo se mantenga flexible. En este yoga el orden de los asanas jamás es arbitrario. El orden preestablecido de cada secuencia de posturas define un propósito fijo ya sea que estas trabajando en fortalecer el sistema nervioso, el sistema digestivo o cualquier otra área. La respiración es otra herramienta fundamental. Es la base de nuestra salud y vitalidad. La forma en que respiramos también determina nuestros estados de animo y nuestro estado de conciencia. En una clase de Kundalini Yoga todos los ejercicios se hacen con una respiración especifica  aumentando el efecto de cada asana.

¿Cual es la importancia de la meditación?
La meditación equilibra el hemisferio derecho del cerebro y las asanas equilibran el lado izquierdo.

A un nivel más profundo ubica la mente en su lugar respectivo porque la mente existe para estar al servicio del alma. Cuando la mente se alinea con el alma cada pensamiento que es estimulado desde el intelecto es percibido y actuado con claridad y realidad. Nuestra relación verdadera es con nuestra alma y nuestra mente es solo una herramienta. Con la meditación esta sutil relación se entiende mas y mas y dejamos de estar abiertos a los caprichos de  nuestra mente. A pesar de que puede requerir años para alcanzar a  ese maravilloso estado de comunión con lo divino desde el comienzo mejora nuestra condición humana. El sueño viene más fácil en la noche, somos un poco mas pacientes que antes y vivimos con más esperanza y felicidad. Una vez le pedí a mis alumnos de yoga que me nombraran un cambio que ellos notaban desde que comenzaron sus clases. Una mujer me respondió, “ no puedo dejar de sonreír”.

La belleza de Kundalini Yoga es que incluso si una persona no es capaz de hacer los ejercicios físicos puede practicarlo. Dentro de esta yoga existen numerosos ejercicios respiratorios y meditaciones que producen un beneficio para el cuerpo y la mente.

Las escrituras yogicas dicen que Dios en su infinita sabiduría sabía que la condición humana no iba a ser fácil cuando nos envió a la tierra. Entonces nos dio una ciencia una tecnología para que nuestras vidas fueran no solo más fáciles sino más felices. El nos dio el arte de la yoga. Y Kundalini Yoga es una joya entre yogas. Revista Uno mismo. Santiago de Chile. Abril 2006.

 

Una ciencia antigua para los problemas de hoy.

Por Hari Nam Kaur Khalsa
Tiempo atrás me encontré con una alumna de yoga que ya no iba a clases, después que nos saludamos me contó que estaba haciendo deportes y que no volvería a las clases de yoga. Y afirmó: “ de todos modos son la misma cosa ¿verdad? “
Muchas personas piensan lo mismo, pero hay una enorme diferencia entre hacer yoga y otras disciplinas. El Yoga a diferencia de la mayoría de los deportes trabaja ambos lados del cuerpo por igual y toda la musculatura. Los deportes y otros tipos ejercicios físicos si trabajan en el tono muscular pero hacen poco para alongar los músculos. En el yoga hay un balance entre tensar y relajar. El tipo de relajación muscular producido por yoga permanece mucho más allá del término de la posición. Produciendo que todos los sistemas del cuerpo y los órganos relacionados con esos sistemas se relajen.
Muchas enfermedades son el resultado de que la columna no esta en la posición correcta causando que los músculos permanezcan en una tensión constante, sin embargo los ejercicios de yoga que trabajan la columna en todas las seis direcciones hacen que la columna se mantenga flexible.
El Yoga beneficia a todos los sistemas del cuerpo tales como, el corazón; a través de un mayor abastecimiento de oxigeno, los pulmones; reduciendo las toxinas, los órganos digestivos; incrementando del movimiento y la circulación, incluso las glándulas a través de un sistema nervioso más relajado.
Aunque yoga siempre ha sido más una ciencia para prevenir enfermedades, recientemente en los Estados Unidos muchas isapres están reconociendo el rol importante que el yoga a tenido en la rehabilitación de sus clientes a tal punto que les reembolsa el costo de sus clases.
Pero aún existe otra razón muy importante para hacer yoga, el año pasado la Organización Mundial de la Salud dijo que para el año 2010 la enfermedad número uno en el mundo va a ser la depresión.
Durantes estos últimos años hasta ahora las enfermedades que han estado en primer lugar han sido las cardiovasculares seguidas de cáncer y diabetes. ¿Cómo llega a pasar que la depresión que no está ni tercera en la lista se convertirá dentro de poco en el problema de salud más grande en el mundo?.
Muchos Maestros de Yoga dicen que esto es el resultado de los tiempos en que vivimos. Hay una constante presión no solo desde afuera sino también desde dentro de uno.
Cuando hay demasiada presión del mundo exterior estamos propensos a infartos, presión alta, úlceras, insomnio, etc.
Cuando la presión viene desde adentro se manifiesta como depresión. Yogi Bhajan, el Maestro de Kundalini Yoga dijo: “En estos tiempos existirá dentro de todas las personas la rabia congelada y la depresión detenida” con el pasar del tiempo estos dos estados mentales prevalecerán.
¿Que papel juega el yoga en ayudar con este problema?
El yoga ha sido excelente en ayudar a reducir desordenes físicos relacionados al estrés que afectan nuestras emociones y bienestar mental. El yoga tiene un efecto poderoso en relajar los nervios y como hay una conexión clara entre el sistema nervioso, el cerebro y las glándulas endocrinas cada uno influye en los otros.
El cambio en la química de la sangre producido por las secreciones glandulares activados por las posturas (asanas) y la respiración permite un mayor equilibrio entre mente y cuerpo.
La diferencia que hace Kundalini Yoga es que va un paso más allá trabajando en la persona no solo desde el nivel físico sino también en el mental, emocional y espiritual.
En una palabra la ventaja principal de kundalini yoga es la precisión. Es una disciplina donde hay una secuencia de ejercicios ( kriya), una respiración (pranayama), o una meditación que trabaja de forma especifica .
Las meditaciones de kundalini Yoga incorporan la Ciencia del Naad ( Corriente de Sonido). Esto es importante porque el movimiento de la lengua influye en nuestros nervios y afecta los patrones de nuestro cerebro. Dicho de otra manera lo que decimos influye en nuestros patrones cerebrales.
Los antiguos yogis que practicaban esta yoga sabían esto y fueron capaces de vislumbrar los efectos que cada mantra o sonido tendría. Yogi Bhajan dijo: “ Tiempos atrás pudieras estar bien haciendo una sola cosa (técnica espiritual), pero en los tiempos en que vivimos necesitas estar haciendo una técnica que tiene todo” se refería a Kundalini Yoga.


Hay que trabajar el cuerpo para sostener la conciencia.

Entrevista a Hari Nam Kaur.
Kundal significa rizo y Kundalini, rizo del Bienamado. El Kundalini es la energía enrollada y adormecida en dos vueltas y media entre el primer y el segundo chacra y constituye el vasto potencial de energía espiritual que habita en cada uno de nosotros.                 

Normalmente se simboliza como una serpiente, con su cola en la boca y girando en el sacro o hueso sagrado en la base de la columna.El objetivo de la práctica del Kundalini Yoga es despertar a la conciencia. La energía Shakti cuando está lista para desenrollarse, asciende a través de los chakras de la columna para unirse por encima de la corona de la cabeza con Shiva, la conciencia que conecta con el universo

"Kundalini Yoga tienen miles de años de antigüedad. Los yoguis de la India pensaban que solo los indues tenían la capacidad de abrazar con devoción y pureza estas técnicas sagradas. Sin embargo, Yogui Bhajan, mi MaestroEspiritual, no era de esa creencia. Él pensó:El alma que tengo adentro como hindú, como el alma que tienes tú, no son diferentes. Somos todos iguales en la capacidad divina de encontrar a Dios. Él sacó Kundalini Yoga de la India y lo llevó a occidente. Y eso casi le cuesta la vida, explica Hari Nam Kaur, norteamericana residente en Chile desde 1980, Directora de la Escuela de Kundalini Yoga de Chile Hari Nam, Presidente de la Asociación de Profesores de Kundalini Yoga de Chile y experta en Humanología, Kundalini Yoga y Numerología Tántrica.
Uniendo lo finito con lo infinito
Esta época se llama Kali Yug: la era del olvido. En ésta época, olvidamos amar y perdonar. Olvidamos que tenemos un alma. Este es un tiempo en donde es muy difícil ser espiritual. Uno olvida que Dios está dentro de uno.
- ¿Qué significa hacer yoga en los tiempos en la era del olvido?
Yogui Bhajan decía que en esta época hay dos males: la ira congelada y la depresión detenida. Quien dice que no tiene depresión y que no está enojado, está mintiendo. Son los dos males de este tiempo. Una de las cosas que trabaja el Yoga es bajar la sensación de depresión ,de angustia y ansiedad.

Las escrituras sagradas dicen: quien domine su mente, domina el mundo. Entonces, para unir lo finito con lo infinito no hay que trabajar el alma ya que el alma es pura. Hay que trabaja la mente, porque es el puente entre lo finito y lo infinito, con la misma velocidad que la mente te puede alejar de lo divino, te puede acercar a lo divino.

Lo que los yoguis han logrado es limpiar la subconsciencia. Todos los Yogas van en la misma dirección. Porque lo que frena que el hombre se conecte con su alma, es la mente.
Tu mente debe vibrar en la misma frecuencia que lo divino. Porque fue creada al servicio del alma. Si es el alma la que maneja tu vida, es porque ya dominas tu mente. Si no, eres esclavo de tu mente.


- ¿Cuáles son los beneficios espirituales y físicos de practicar Kundalini?

Cuando me preguntan mis alumnos yo les digo: dentro de un mes tu digestión va a ser mejor, podrás dormir mejor, tu estado de ánimo se va a equilibrar, tu energía se va a normalizar. Vas a estar más despierto durante el día. El Yoga te permitirá aumentar tú rango de movimientos. Vas a obtener más flexibilidad y tu metabolismo se va a ir normalizando. Y a nivel espiritual puedes alcanzar una mayor paz interior y una mejor relación contigo mismo.

 

Entrevista a Hari Nam Kaur Khalsa:

Kundalini yoga, un diamante con muchas facetas

Por Bárbara Zemelman.

En momentos en que el Kundalini Yoga cumple 30 años en nuestro país, resulta interesante hacer un análisis de la evolución que esta disciplina ha tenido a lo largo del tiempo. Tomando en cuenta el rápido despegue de los últimos tiempos, cabe preguntarse acerca del origen de esta tecnología sagrada en Chile y cómo se fue gestando como un movimiento con la fuerza que hoy en día tiene.

Es imposible revisar la historia de Kundalini Yoga en Chile sin hablar de la estadounidense Hari Nam Kaur Khalsa, pionera y gestora de esta comunidad desde la fecha en que se creó, enero de 1980. De alguna manera, su propia vida y su escuela son el reflejo de las distintas transformaciones que ha experimentado el yoga en estas latitudes.

 El lugar que ella ha ocupado y ocupa en este movimiento la convierte en una figura trascendental y emblemática. 33 años de práctica y enseñanza de yoga, 19 formaciones y más de mil alumnos hablan por sí mismos. Sin embargo, a pesar de su innegable experiencia y notoriedad, ella prefiere mantenerse al margen de los eventos sociales y cultivar el bajo perfil.

 Con ocasión de los 30 años de Kundalini Yoga en Chile recién cumplidos en enero pasado, Hari Nam Kaur Khalsa nos abre su casa y su corazón para reflexionar sobre su experiencia en nuestro país impartiendo las enseñanzas de Yogui Bhajan: “Cuando me acerqué al  Kundalini Yoga tenía 22 años…¿Sabes qué buscaba? Buscaba un salvavidas. Había puesto todo de mí en el deporte y, a través de esa vivencia, comencé a experimentar una sensitividad muy alta, pero sin una conciencia para dirigirla”.

 -¿Haciendo deporte se puede experimentar mayor sensitividad?


- Cuando uno se purifica con algo tan simple como cambiar la dieta, oxigenarse más o hacer deporte, comienza a trabajar y a purificar el cuerpo. Al limpiarse de toxinas, entonces automáticamente aumenta la sensitividad.

Una vez se me acercó una persona obesa y me comentó que se sentía muy consciente. Yo le dije: “No te creo. Si realmente quieres probarme que eres muy consciente, elimina la droga en tu vida”. La persona me miraba sin entender mucho. Yo insistí, le dije: “La droga tapa, es un sedante o un bloqueo que no permite ver eso que no queremos ver dentro de nosotros mismos”. Entonces, la persona me dijo: “¿Pero qué droga estoy ocupando?” “La comida -le dije yo-. Llega a tu peso normal, sin fármacos, despacio, purifica tu dieta y poco a poco vas a empezar a percibir esas respuestas que estás bloqueando con esa muralla que es la comida y la grasa”.

 -¿Qué diferencias hay entre el Kundalini Yoga y los otros tipos de yoga? ¿Por qué éste en particular le resultó tan efectivo?

-El Kundalini Yoga es un diamante con muchas facetas. Por la combinación de respiración, meditación, ejercicio, bhandas (cerraduras que se realizan con el cuerpo) y concentración, el trabajo tiene la precisión de un cirujano.

Lo que Kundalini aporta es completitud; por ejemplo, si una persona no logra hacer un ejercicio en su totalidad, igual está trabajando otros aspectos. Es un error creer que el cuerpo físico es la técnica más fuerte para producir un cambio de conciencia.

-De esos años en que comenzaba en este camino, ¿qué diría que fue lo que más le costó?


-Me costó asumir que me estaba metiendo en algo que era totalmente diferente a lo que la gran mayoría de los seres humanos hacen. Treinta años atrás no había yoga como ahora y menos gente vestida de blanco con turbante. Entonces pensé: “Me estoy metiendo en algo que es radicalmente diferente a lo común y corriente, y además, hay un montón de compromisos también bien distintos”. Pero con el tiempo llegó a ser tan parte de mi vida que me sorprendía cuando me acercaba a alguien y me miraba extraño. Yo me decía: “¿Qué pasa?, ¿tendré algo raro?” y no, era que se me había olvidado que tenía puesto turbante.

-¿En qué momento decide pasar de ser practicante de yoga a  profesora?


- La verdad es que fue por accidente. El director de la comunidad donde vivía tuvo una emergencia y no podía hacer una clase de yoga para mujeres. Me preguntó si yo podía hacerla. Le dije que llevaba muy poco tiempo haciendo yoga. Y él me dijo: “No te preocupes, te voy a dar unas pautas, la estructura de una clase, y con eso puedes hacerlo”. Yo acepté el desafío.

Afortunadamente, a las mujeres les encantó la clase, no sé si porque se sintieron cómodas con que otra mujer les enseñara, el asunto es que me pidieron que siguiera haciéndoles clases. Me sentí muy incómoda por motivos éticos, estaba haciendo un reemplazo y no podía quedarme con la clase de otro, así que no acepté.

Cuando volví a la comunidad, el director me preguntó cómo me había ido, yo le dije que muy bien, ahí él me dijo: “¿Te gustaría quedarte con el curso? En ese momento sí acepté y desde entonces nunca he dejado de enseñar.

“¡Vaya y enseñe!”

-¿Por qué decidió venir a nuestro país?

-Yogui Bhajan me envió. En ese momento se estaba comenzando a esparcir el yoga y si alguien quería abrir Kundalini Yoga en la ciudad donde vivía, el maestro le decía: “Vaya, enseñe”. Era más relajado, estábamos en la era de Piscis, ahora estamos entrando en Acuario y esta era nos exige más. Para Acuario necesitas formarte, informarte, adquirir el conocimiento. Pero en ese entonces era mucho más simple, eras un alumno de yoga con experiencia, tomabas un libro y te ibas a enseñar.

-¿Cómo fueron sus comienzos aquí en Chile?


-En un principio fue muy duro; no había nada de Kundalini Yoga, sí había otras escuelas pero muy pocas, quizás dos. Hoy en día mucha gente sabe lo que es Reiki, también sabe lo que es yoga, hay mucha gente vegetariana, pero en ese entonces todos los que practicábamos yoga éramos bichos raros. Nos decían: “Estás haciendo… ¿qué? ¿Qué es yoga?” Era muy difícil encontrar iguales, ¿con quién se podía uno juntar? Entonces, la labor de los primeros profesores de yoga de hace treinta años atrás y más era abrir caminos y eso nunca es fácil.

-Después de los treinta años que lleva residiendo en nuestro país, me imagino que ya nos conoce bastante. ¿Por qué cree usted que a los chilenos nos cuesta hacer ejercicio?

-Porque no tienen el hábito. El chileno es muy inteligente y tiene muchas habilidades físicas, pero no tiene el hábito. Ahora eso sí están comenzando a desarrollar una conciencia del cuerpo físico, están yendo más a yoga, al gimnasio, a correr, lo que me parece muy bien porque no les queda otra. Chile es el país que va envejeciendo más rápido en toda Sudamérica; dentro de un lapso corto, ¿cuánta gente de cincuenta años para arriba va a haber? Va a ser necesario tener una población sana y la única forma es a través de la actividad física.

-Parece bastante habituada, ¿echa de menos Estados Unidos?


-Sí, pero no todo; ahora, si me preguntas dónde prefiero estar, definitivamente aquí. Amo este país.

En la televisión vi una entrevista a una monja estadounidense que vino a trabajar acá y lo que dijo explica muy  bien lo que extraño. A la mujer le preguntaron qué diferencia consideraba ella que había entre los padres chilenos y los padres estadounidenses. Ella dijo: “Observen la siguiente situación. Un niño chico chileno sale al patio y se sube a un árbol a jugar, la mamá sale al patio a colgar ropa o algo así y lo ve. Le dice inmediatamente: “Juanito, bájate de ahí, te puedes caer y te puedes quebrar algo”. En los Estados Unidos, Johnny, un niño chico también, se sube al árbol de la misma manera, la mamá sale al patio y lo ve, le dice: “Muy bien, Johnny, ahora veamos si puedes llegar a la cima del árbol, no tengas miedo, tú te la puedes”. Eso es lo que echo de menos, ese espíritu de “I can do it”, las agallas, la actitud de ¿Y por qué no intentarlo?

El ser humano, desde mi concepto de valores, debe tener agallas, carácter, ¿por qué? Porque si no tienes eso, no vas a tener nunca compromiso; el compromiso requiere coraje, porque lo nuevo produce miedo. Entonces, ¿cómo vas a crecer?, ¿cómo vas a madurar si no te lanzas, si no te subes al árbol y vas más arriba? Yogui Bhajan dijo: “La grandeza requiere gran sacrificio”. Para mí una vida humana sin coraje, no es vida.

 Coraje y ética

La escuela de Hari Nam Kaur Khalsa es la más antigua de América del Sur. Desde 1980 se dedica a difundir las enseñanzas de Yogui Bhajan; sin embargo, en ningún momento han detenido la búsqueda para mejorar y atender las necesidades de los tiempos que corren. Hoy en día se han transformado en Yogatec, un centro de capacitación que busca elevar los estándares de la enseñanza de yoga, además de proponer un modelo de enseñanza acorde con las exigencias de la era de Acuario. 

-¿Qué ha aprendido luego de haber enseñado yoga por más de treinta años?


-He aprendido varias cosas. Primero, que buscar el reconocimiento es una pérdida de tiempo; la mayoría de la gente tiene una carencia tan grande de autoamor y autoaceptación que busca llenar ese vacío con reconocimiento.

Ahora, en la relación profesor-alumno aprendí que los alumnos no son míos, son de Dios. Siento que tengo que devolverle la mano a Dios por lo que me ha dado, pero lo que mis alumnos hacen con lo que les he podido enseñar es entre ellos y Dios. Si alguien se salió del camino, si usó el camino de forma equivocada o se convirtió en una gran persona es entre ellos y su conciencia, entre ellos y sus destinos, entre ellos y Dios.                           

-¿Cómo evaluaría la evolución de Kundalini Yoga desde que llegó hasta ahora?

-En el sentido positivo, hay más profesores y eso es muy importante. Hay mucha gente sufriendo y uno, dos o diez profesores no pueden estar en todas partes, ahora hay más personas que pueden ayudar.

Desde el lado negativo, he visto que con el tiempo la calidad ha ido bajando y eso me entristece porque un profesor toca la vida de mucha gente, entonces tiene que haber un rigor, una profundidad y un nivel de exigencia que los convierta en personas capaces de elevar a otras.

Desafortunadamente, ha ocurrido que por dinero hay escuelas que están dispuestas a bajar la calidad, y eso es lo que más me entristece, porque es un deservicio al profesor y un deservicio a los alumnos.

-¿Qué han hecho en su centro de yoga para mantener la calidad?

-Nosotros tratamos año a año de autosuperarnos. Incorporamos el ISO 9001, logramos conformanos como OTEC, tenemos regularmente reuniones de perfeccionamiento con nuestro equipo, en donde nos evaluamos a nosotros mismos. También evaluamos a los alumnos lo más rigurosamente posible a través de informes escritos y prácticas. Los alumnos alojan en el ashram durante todo el proceso.

Creo también que es sumamente importante la actitud que tiene el equipo entero hacia el alumno. Aquí los tratamos como adultos y esperamos de ellos más de lo que ellos mismos esperan de sí. Les exigimos lo que pueden dar. Entonces hay un muy alto nivel de comprensión del proceso de cada uno y de las diferentes etapas que van viviendo durante la formación. Nosotros los vemos como futuros líderes, como personas que van a poder contener y guiar a otros.

-¿Qué tipo de personas son las que se acercan a la formación? ¿Tienen un perfil determinado?

-No tenemos un perfil determinado, pero la gente que está llegando son personas bastante valientes, con un profundo deseo de ser más y de hacer más por los demás. No tienen miedo de pulirse, son personas con agallas, personas que tienen claro que cualquier trabajo interior requiere de eso mismo, de trabajo.

Si vienen a un lugar en donde quieren crecer, nosotros no podemos ser sus amigos, vienen a un lugar en donde nosotros hacemos nuestro trabajo, que es pulirlos.

Ahora, el alumno necesita confiar en el proceso y por eso tenemos los mejores intereses en mente para ellos, sabemos lo que estamos haciendo, hemos formado cientos de profesores y muchos de ellos se han convertidos en líderes en la comunidad de yoga.

-¿Cuál diría usted que es la razón de su éxito?

-¡Qué amable eres en decir que tengo éxito! La verdad, creo que todo se traduce en que  no le hago la pata a nadie. A veces me llaman personas preguntando por la formación de profesores y les digo: “A ver, dime, ¿por qué estás llamando?, ¿qué es lo que buscas exactamente?” Y hay veces que los mando a otras escuelas. Me dicen: “¿Pero me estás diciendo que vaya a otro lugar?”, y yo les digo: “Sí, porque nosotros no tenemos lo que tú necesitas”. Yo creo que en el momento en que prima lo que es mejor para mí en vez de enfocarme en el alumno, debo comenzar a vender zapatos, mats o lo que sea y no enseñar más yoga.

Cuando se forma gente, hay que tener un nivel de ética sumamente alto, y para que la ética sea muy alta debe haber un profundo y constante cuestionamiento. A veces, a un alumno le tienes que decir que lo que está haciendo no es correcto, incluso si significa correr el riesgo de que no vaya más a tus clases. Mis alumnos siempre van a recibir de mí una respuesta honesta.

Yogui Bhajan dijo algo muy sabio: “Cuando tienes alumnos que poseen un nivel bajo y tú pones una exigencia muy alta, es cruel, porque los frustras. Cuando tú tienes alumnos que poseen un nivel alto y tú no les exiges, es cruel, porque los frustras”. Entonces, trato de ver qué tipo de alumno es cada persona e intento no frustrarlos.

- ¿Cómo influye el Yoga en la expansión de la conciencia?


-El yoga es una ciencia que influye en la expansión de nuestra conciencia. Fue desarrollado miles de años atrás por seres humanos iluminados, que comprendían los efectos del yoga en nuestra conciencia. La palabra yoga significa unión, la unión de lo finito con el infinito. Yogi Bhajan lo explicó de esta manera. "Tú lo experimentas cuando la energía del sistema glandular se combina con la energía del sistema nervioso para crear tal sensibilidad que el cerebro en su totalidad recibe las señales y las integra". Portada Revista Uno Mismo Abril 2010.

 

Yogatec

Liderazgo a través del desarrollo de la conciencia

Un proyecto colectivo de excelencia que busca elevar los estándares de los profesores de yoga en Chile, a través de la formación de líderes capaces de generar los cambios necesarios para la Era de Acuario.
Por Bárbara Zemelman.


En la vida de cada ser humano existen distintas instancias de verdadero cambio.. El proceso de convertirse en un profesor de yoga resulta una experiencia tan significativa y transformadora, que trasciende todos los ámbitos de la persona. Modificándola de tal manera, que nunca más vuelve a ser la misma, incluso si se decide no enseñar la disciplina.

El énfasis de la formación de profesores de yoga de Yogatec está en el desarrollo personal y en la excelencia académica. Amrit Kaur, una de las fundadoras del equipo de Yogatec, explica: “En nuestra escuela las herramientas del yoga están puestas al servicio de los alumnos para que cada uno encuentre su propia visión interior y la manifieste hacia afuera con toda su fuerza”.

Yogatec es la consolidación de un proyecto que se viene gestando hace varios años. Surge a partir de la escuela de yoga de Hari Nam Kaur Khalsa, la escuela más antigua de Kundalini Yoga en nuestro país, como respuesta a la necesidad de llevar el yoga y la formación de instructores a todos los rincones de Chile. Transformándose, de esta manera, en la primera red nacional de yoga.

Yogatec no solo busca acercar a la gente a la línea de Kundalini Yoga, sino que abrir espacios a lo largo de nuestro país para las distintas ramas de yoga que se practican actualmente.
Hari Nam Kaur, líder del equipo de Yogatec, comenta: “Mucha gente cree que lo más importante o quién debe tener protagonismo en una escuela es quién la dirige, pero nosotros creemos que lo más importante es la metodología, la autodisciplina y las Enseñanzas porque a través de ellas logras ser un mejor humano y además es un sistema que puede ser enseñado y aprendido masivamente, es decir, no es propiedad de una sola persona, lo que permite tener continuidad en la enseñanza”.

El equipo de Yogatec está formado por distintos líderes que ponen al servicio de este centro de capacitación lo mejor de cada uno. Lo que se traduce en un liderazgo compartido por talentos, que permite sostener durante el tiempo una escuela y reproducir en cada lugar de Chile una metodología de formación de profesores que ha sido muy exitosa durante 16 años.

Hace algunas semanas, el éxito de este modo de enseñar fue avalado por el sello de calidad ISO 9001. Lo que significa que Yogatec fue evaluada por una institución externa que testeó las metodologías de enseñanza, los contenidos entregados, la calidad de los profesores, la infraestructura, la administración y la satisfacción de quienes han sido formados como instructores. Certificando los máximos estándares de calidad y respaldando  la escuela con este código internacional.

De esta manera Yogatec se va perfilando como una profesionalización del yoga. Har Charan Kaur, miembro del equipo de Yogatec, agrega: “Básicamente nuestra labor tiene que ver con la desmitificación del yoga, en el sentido de despojarlo de una imagen que se asocia a una experimentación sin estructura, y al mismo tiempo, renombrar de acuerdo a los conocimientos de nuestra época, una tecnología milenaria que se ha mantenido intacta por lo completa que es”.

El significado de la palabra yoga es unión. Har Charan Kaur, explica: “Se puede entender como volver a unir lo que alguna vez se separó. En este caso el yoga del ser humano y de las antiguas tradiciones El trabajo que hacemos en Yogatec tiene ver con eso, con volver a la raíz, al origen del yoga”.

Amrit Kaur, añade: “El yoga es una disciplina muy precisa, por ejemplo cuando se está moviendo un músculo o trabajando un área en particular, uno sabe exactamente qué está trabajando y los resultados que se pueden obtener. Por eso mismo, es fundamental para nosotros formar profesores capaces de aprender la técnica y que además que tengan una ética de trabajo, que implica sostener  un vínculo espiritual con el alumno”.

Generando Líderes

Yogi Bhajan, maestro de Kundalini Yoga, solía contar un cuento durante sus charlas: “Un día, una empresa publicó que necesitaba gente para un puesto de trabajo muy cotizado. Un hombre fue a postular y quedó en el último lugar de la fila de personas que iban a entrevistar. Cuando le tocó el turno de entrar a hablar con el gerente de la empresa, se dio cuenta que sobre el escritorio había una larga columna de currículum  para el mismo puesto.

Una vez adentro, el gerente le pidió al hombre su currículum. Él, tranquilamente, le dijo que no tenía y que además no había trabajado nunca en ese rubro.

El gerente, descolocado, se empezó a reír y le señaló la cantidad de currículum que tenía sobre su escritorio. Le dijo: “Si tengo todos estos postulantes, la mayoría bastante bien preparados, por qué te voy a contratar a ti”.

El hombre le preguntó: ¿Todos los que están postulando son ingenieros, verdad? El gerente le contestó que si. Entonces el hombre comenzó a explicarle: “La diferencia es que yo soy un hombre”. El gerente lo miró sin entender. El hombre continuó: “todos tus postulantes son ingenieros pero yo soy un hombre. En este mundo, es más fácil aprender a ser un ingeniero que aprender a ser un hombre. Yo tengo lo que no puedes enseñar y lo que tú necesitas yo lo puedo aprender”. El gerente quedó  muy impactado con las palabras del hombre y lo contrató para el trabajo”.

Hari Nam Kaur, agrega: “El énfasis en la formación de profesores está en el desarrollo del ser humano y del liderazgo. Porque si quieres avanzar en el mundo, en cualquier área y no tienes herramientas de liderazgo, es muy limitado hasta donde puedes llegar”.

¿Pero qué significa ser un líder? Amrit Kaur, explica: “Existen varios tipos de liderazgo pero nosotros apuntamos al líder formativo, es decir a una figura que no centraliza el poder, sino que delega y trabaja en equipo y que además es capaz de motivar a otros inspirándolos a hacer aportes y a participar, generando así un crecimiento en conjunto”. 

En Yogatec hacen hincapié en que no buscan generar un prototipo de instructor, sino que cada persona que viva este proceso pueda descubrir quién es y a partir de eso qué quiere darle a los demás. El enfoque, apunta a un desarrollo integral, tanto del manejo de información intelectual, como del manejo de las emociones y del conocimiento interior. 

Experimentando la conciencia grupal

Uno de los desafíos que plantea la era de acuario es la conciencia grupal. Para muchos, puede resultar un concepto algo abstracto y difícil de alcanzar, sin embargo, existen maneras para ir modificando nuestra manera de ver el mundo. Amrit Kaur, explica: “Para desarrollar la conciencia universal primero hay que pasar por la conciencia individual, luego por la conciencia grupal y finalmente se llega a la conciencia  universal. Por eso, en nuestra formación hacemos énfasis en compartir en grupo y vivir el estilo de vida de ashram”.

Cada alumno de la formación de profesores de Yogatec, vive al menos 11 fines de semana en una parcela o en algún ambiente cercano a la naturaleza con sus demás compañeros. La vida de ashram implica hacer sadhana, que es yoga y meditación en la madrugada y además karma yoga, que se refiere al servicio desinteresado hacia otros, siendo más concretos, cada estudiante tiene tareas asignadas como limpiar el baño, hacer el desayuno o barrer, de esta manera, el completo funcionamiento del lugar depende del esfuerzo colectivo.

¿Cómo es la experiencia de compartir las responsabilidades y el tiempo libre con un grupo de personas que la mayoría de las veces nunca se había visto? Aradhana Singh, instructor de Yogatec: “Uno tiende a ser muy individualista, especialmente en las formaciones académicas, en mi caso inglés y arquitectura, pero acá el modelo es otro. Hay un esfuerzo grupal que hace que  uno aprenda que no es un todo, sino que es parte de algo mayor”.

Manuela Obreque, también instructora de Yogatec, añade: “Para mi fue una experiencia sanadora y de autoconocimiento profundo. La vida de ashram te obliga a verte a ti mismo con tus defectos y virtudes, a veces uno solo ve los defectos y aquí logras descubrir tus talentos”.

Pero pasar tanto tiempo con otros en un proceso tan removedor, debe traer también conflictos como en todo grupo humano. Marcela Rodriguez, instructora: “Para mí la experiencia tuvo harto de descubrimiento, fue intensa, con momentos malos y otros buenos, pero por sobre todo aprendes a compartir con personas muy distintas a ti, que en mi caso se transformaron en relaciones super  nutritivas”.

Mónica Rojas, quién también hizo el curso de formación, comenta: “El vivir con más gente que no necesariamente tiene las mismas costumbres que tú, te obliga a desarrollar la tolerancia y después te das cuenta que adquiriste un valor que se puede aplicar en otros ámbitos de tu vida”.

Yogatec es la única formación que tiene como parte de su metodología la vida de ashram. Pero además, la exigencia hacia los alumnos es alta. Cada futuro profesor hace una práctica de tres meses, lo que quiere decir que se compromete con un grupo y realiza clases sistemáticas, previa investigación para luego realizar un segimiento de los objetivos.   

Hari Nam Kaur, agrega: “En nuestra formación el trato hacia los alumnos es de adultos, es decir, te hacemos responsable de tus acciones a todo nivel, haciendo un compromiso mutuo de lo que se espera de cada parte”.

Yogatec cuenta con una biblioteca de informes de práctica o tesis, que han ido realizando sus alumnos a lo largo del tiempo, muchos de ellos, se han transformado en proyectos que han logrado efectuarse y abrir nuevos espacios para el yoga. Amrit Kaur, comenta: “Los informes de práctica están pensados para que alumno sea proactivo, es decir, genere sus propios proyectos. Entonces cuando egrese no solamente va a ser un profesor de yoga, sino que también un profesional experto capaz de generar su propio trabajo”.

Una Escuela de la Era de Acuario

Antiguamente las enseñanzas del yoga eran entregadas de maestro a discípulo. Generalmente, el discípulo había hecho muchos méritos a lo largo de años para que el maestro aceptara entrenarlo.

En India se resguardaba bastante la información sobre estás disciplinas, sobre todo, en la línea de Kundalini Yoga. Yogi Bhajan fue el maestro espiritual que trajo el Kundalini Yoga a Occidente. Comenzó a enseñarlo en 1968 en Estados Unidos de manera abierta a todo el que quisiera aprenderlo. Éste se podría decir que es el primer antecedente de formaciones de profesores de yoga en nuestro continente.         

Luego de los años, Yogi Bhajan se dio cuenta que para que las enseñanzas perduraran y hubiese una continuidad, se necesitaba profesionalizar el yoga, esto implicaba generar una malla curricular de lo que se debería enseñar en una formación y cómo debía enseñarse.

En nuestro país, el desarrollo de la formación de profesores de Kundalini Yoga fue paralelo al proceso que se estaba viviendo en Estados Unidos con Yogi Bhajan. Las formaciones partieron en 1994 con IKYTA, International Kundalini Yoga Teachers Association, en Estados Unidos y con la  Escuela de Hari Nam Kaur Khalsa en Chile.

Desde ese momento, se continuó ininterrumpidamente en Chile con la formación de profesores de Kundalini Yoga, lo que convierte la escuela de Hari Nam kaur Khalsa en la más antigua y con mayor experiencia en nuestro país.

Si la escuela de Hari Nam Kaur Khalsa ya cuenta con cierto prestigio, ¿Por qué se hace el salto a Yogatec?

Hari Nam Kaur, explica: “Yogi Bhajan en una de sus charlas dijo: en la era de acuario va a llegar un momento en que vas a necesitar demostrar que tuviste estudios, los tiempos en que cualquiera podía enseñar yoga se acabaron. Acuario exige profesionalismo”.

En ese mismo sentido, Yogatec encarna en sí misma un concepto bastante acuariano, ya que busca llevar una técnica espiritual a un plano profesional, generando profesores de excelencia que poseen todas las herramientas del yoga y que además, producto del impacto de una formación integral, enfocada en el desarrollo personal, son capaces de dar un salto de conciencia y asumir los desafíos propios de la nueva era.  Revista Uno Mismo 2009.

ESCUELA DE KUNDALINI YOGA DE CHILE HARI NAM ©
La primera de America del Sur
Clases de Yoga: Orrego Luco O54. Segundo Piso Restaurant El Huerto. Providencia . Santiago
Formación de Profesores de Yoga: www.yogatec.net - Celular (9) 77574144 - Copyright © 2009. kundaliniyoga.cl
Correo Postal: Casilla 16.160 Correo 9. Providencia. Santiago de Chile - Contacto
Todos los Derechos Reservados Hari Nam ®. Fotos del sitio Amrit Kaur ©